La clave del éxito de una organización

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Por: Michelle Ferrari CEO Great Culture to Innovate® México

En algún momento del camino seguramente te habrás planteado si la comprensión del mercado, las estrategias de crecimiento, el enfoque al cliente o la transformación digital, tecnológica y cultural de tu organización son un detonante para lograr el éxito; y la respuesta a todas estas preguntas es un rotundo ¡sí!

Pero existe una opción que engloba todas estas respuestas en “todo lo anterior”: las organizaciones exitosas son innovadoras, se mantienen al frente de la curva y siempre están posicionándose hacia algo más grande. El tamaño de la organización no es un factor que determina el logro del éxito. GCTI® ha realizado un análisis que compara las listas de Fortune 500 editadas para los años 1955 y 2017, en donde encontramos que únicamente 60 compañías aparecen publicadas en ambas, por lo que éste es un indicador que revela la importancia de innovar.

Personalmente, me considero una persona a quien siempre le ha gustado innovar y me gustaría platicarte desde mi punto de vista cómo se fomenta la innovación desde una perspectiva de liderazgo. Un cuestionamiento recurrente es ¿cómo puede la alta dirección garantizar que la innovación va más allá de la generación de un par de ideas nuevas y que éstas se conviertan en un tema estratégico que permee en toda la empresa?

Para ello debemos establecer un modelo que permita incorporar la innovación en la cultura de la organización, cimentando un arranque sólido a nuestras primeras acciones en este tema. Es común que pensemos en la innovación como algo que surge durante las sesiones de lluvia de ideas sobre nuevos productos increíbles, donde alguien desarrolla campañas de marketing inteligentes para lanzar y venderlos.

Aunque realmente el reto radica en eliminar por un momento el producto de la ecuación y enfocarnos en las fases necesarias para lograr la innovación en toda tu organización. Por ejemplo, puedes utilizar la metodología de las “4 P”:

  • Modelos Productivos (utilidad)
  • Procesos
  • Productos
  • Políticas

Desglosar la innovación en estos cuatro temas y abordarlos como desafíos individuales te permitirá moverte más rápido y contar con agilidad operativa. También es necesario empoderar a tus colaboradores. Esto provocará que ellos proporcionen valor en nuevas formas a los procesos y productos, logrando así una mayor efectividad de tu negocio.

La innovación como valor corporativo significa crear una cultura en la que cada colaborador perciba que tiene cierto nivel de autonomía, con expectativas, por supuesto, para pensar de manera independiente y encontrar nuevas formas de resolver los problemas que se le presenten.

Los grandes líderes toman decisiones inteligentes, pero también saben que no pueden, ni deben hacerlo solos. Liderar se trata de escuchar, orientar, confiar y potenciar a sus equipos para lograr los mejores resultados y su crecimiento dentro de la organización.

Hay que entender que fallar está bien. Si nunca fallas es probable que no estés innovando mucho. El fracaso es inevitable cuando se fomenta una cultura de innovación y es parte del desafío. La realidad es que casi siempre hay un cierto grado de incertidumbre y riesgo. El miedo ha sido llamado un “paralizador de la innovación” y, aunque nadie se propone fracasar, entender que sucederá y que está bien cuando suceda es una señal de un gran líder.

Por ello es necesario elegir sabiamente el enfoque para las métricas de innovación. Todos sabemos que los datos son importantes pero ¿puedes medir algo tan intangible como una idea o una mejora cultural? ¡Claro que es posible!, siempre y cuando se analice cuidadosamente el indicador que quieres medir.

Sea cual sea la industria, sabemos que la data es importante y medir la relación necesidad vs producto o servicio con el cliente, es una forma obvia de hacerlo, pero existen otros indicadores, por ejemplo: ¿Qué pasa con los resultados de tus alianzas estratégicas? ¿Cuánto tiempo real dedica el equipo al descubrimiento? ¿Cuántos de ellos han recibido capacitación sobre lo que significa innovar? Hay que detectar finamente los factores que puede cambiar el juego a favor de tu organización y desarrollar el enfoque de las métricas de innovación desde este punto.

No hay que tener miedo de los indicadores, pues para crear verdaderamente una cultura de innovación se debe estar dispuesto a promover la acción sobre ideas innovadoras y no sólo tenerlas plasmadas en el papel. Esto no quiere decir que cada idea sea buena o que cada nueva propuesta de producto deba ir directamente a la creación de prototipos. Es necesario tomarse el tiempo para recopilar datos y tomar una decisión informada (pero no demasiado). Ya sea que inviertas más de tus recursos o tomes un camino diferente, sé lo suficientemente ágil como para tomar esas decisiones de manera segura y medida, sin más tiempo de inactividad del que sea absolutamente necesario.

En Great Culture to Innovate® estamos dedicados a desarrollar culturas de innovación que generan un ecosistema que permite que innovar sea una parte intrínseca del mindset de la organización. A través de nuestra metodología podemos medir y entender específicamente qué plan de acción se requiere para llevar a la organización a tener una cultura innovadora sostenible.

Nuestra metodología mide cuatro pilares: diversidad, liderazgo, compromiso y dinámica de equipo, los cuales deben ser promovidos en cualquier organización, pues son factores que se correlacionan directamente con la innovación, por lo que el medirlos y accionar planes para su continua mejora, sin duda dará paso a la obtención de resultados positivos.

A lo largo de mi vida profesional he tenido la oportunidad de conocer diversas encuestas sobre temas de innovación. Por citar a alguna de ellas, puedo decirte que la de Accenture arroja que el 60% de las empresas admitieron que no aprendieron de los errores pasados ​​en materia de innovación corporativa; además el 72% de las organizaciones encuestadas dijeron que frecuentemente han perdido oportunidades para explotar áreas o mercados subdesarrollados.

Contradictoriamente, parte de estas compañías indicaron que tenían confianza en su desempeño de innovación. Esta discrepancia en la percepción acerca de lo que significa tener éxito innovando a nivel corporativo es una prueba de que gran parte de los líderes no se toman el tiempo para aprender de sus errores.

Por eso es importante que mientras avanzas, puedas corregir lo que no funciona para lograr el éxito de tu organización. Sé que dije que fallar está bien, y es cierto, pero la complacencia con el fracaso no lo es. Quiero invitarte a reflexionar… Si en este momento tuvieras que salir corriendo de tu empresa porque se está incendiando, ¿qué llevarías contigo si todo se derrumba?  En lo personal, me llevaría la capacidad de innovar e inspirar la innovación en mi equipo, porque esa es la base para el crecimiento, la diferencia y ¡la salsa especial de lo que hacemos!

Y tú ¿qué te llevarías?

Queremos conocer cómo es la innovación en tu organización, ¿se acerca a una fábrica de ideas que sólo se visita ocasionalmente o han adoptado a la innovación como un eje estratégico? ¿Existen otras formas en que los líderes pueden crear una cultura de innovación distinta de las que he mencionado anteriormente? Me encantaría escuchar tus comentarios.